El portal por el que 20.000 personas consiguen trabajo

    La plataforma IguanaFix se expandió de la Argentina a Brasil y México. Tiene registrados a más de 30.000 profesionales entre los tres países.

    En paralelo al imperio del boca a boca, que sigue sin caer, los papeles pegados en los postes de luz fueron marketing improvisado y a veces efectivo para los profesionales de los oficios. Ahora, más de uno escribe IguanaFix seguido en su navegador de Internet. Concretamente: más de 20.000 consiguen algún trabajo mediante este marketplace en la Argentina, y brasileños y mexicanos empiezan a animarse a buscar demanda de labores allí.

    La compañía fue creada en 2013 por Matías Recchia, MBA por Harvard que venía de una fallida experiencia como CEO de Vostu, empresa de videojuegos que llegó a tener 50 millones de usuarios y una facturación de $ 40 millones. Emplazada en un segmento diferente, su nueva firma participa en tres líneas de negocio: un B2C, a través del cual cualquier persona puede contratar un servicio de IguanaFix, una especie de B2B2C, donde corporativos brindan servicios a clientes finales a través de la plataforma. “Hacemos las instalaciones de Frávega, Sodimac, la parte de seguros de Zurich”, ejemplifica Recchia. Y un tercer negocio, de B2B puro. “Allí hacemos el mantenimiento de empresas como Burger King, Starbucks o Globant”, enumera.

    Como forma de motivación, la plataforma premia con proyectos corporativos a aquellos profesionales que tienen más de 50 trabajos realizados de manera correcta. “Como el mantenimiento de los shoppings de IRSA”, ejemplifica el emprendedor. Son más de 20.000 profesionales los que IguanaFix tiene en la Argentina y 30.000 a nivel total. La tasa de crecimiento es alta: el año pasado, localmente, apenas superaba los 10.000. “Lo que más aumenta es la cantidad de trabajos que tienen”, dice, y enumera el caudal de clics al sitio: “En visitantes únicos estamos en 300.000 mensuales. Pero nos importa mucho más la transacción en sí”, informa.

    Si bien la Argentina representaba el 70 por ciento de los ingresos, hoy constituye la mitad, mientras que Brasil significa el 30 por ciento; México, por su parte, es el 20 restante. “Estos dos países vienen creciendo aceleradamente. Hace poco más de un año estamos lanzados en serio”, recuerda, y añade que sus márgenes de ganancia varían en gran manera: “Hay categorías con márgenes bajos, de 3, 4 por ciento, y categorías donde llegamos a tener 25 por ciento”. Bien organizado, un profesional puede facturar hasta $ 150.000 por mes, dice.

    Conocido en el nicho emprendedor, en un comienzo se financió con ángeles como Francisco Álvarez Demalde y Martín Migoya; luego, fue por una serie A, en la que sí ingresó formalmente el fondo de Álvarez Demalde, Riverwood. “Fue de US$ 1,5 millones y después otra de US$ 1,5 millones”, explica. El propósito de ese dinero, continúa, fue iniciar la operación en la Argentina y en Brasil. “Abrimos una oficina en Curitiba, que fue una prueba piloto, y después en San Pablo”. La ronda B –cerró en diciembre pasado, por US$ 16 millones, liderada por los fondos Qualcomm Ventures y Temasek Holdings– prácticamente fue para extender Brasil y México e impulsar el negocio de B2B. “De mantenimiento de oficinas y locales. Es un buen negocio, porque empezamos a ver que tenemos una red de profesionales buenísima. Les decimos a los clientes en qué rubros gastaron, qué sucursal gastó tanto”, dice. En este segmento son aproximadamente 100 los clientes. “Y estamos cerrando 10 clientes grandes por mes. En mantenimiento, el emprendedor quiere alcanzar los 800 clientes.

    Mientras que en la Argentina la competencia principal es con MercadoLibre, en Brasil IguanaFix pelea con GetNinjas. “Es mucho más parecido a MercadoLibre”, caracteriza Recchia a esta última compañía. Se diferencia al afirmar que para pertenecer a la plataforma chequean antecedentes de los postulantes y confirman referencias personales, además de aseverar si están en blanco y constatar en una entrevista personal el perfil del profesional. “Con el aplicativo tiene que hacer check-in y check-out en la casa a la que fue, y sabemos cuánto tiempo estuvo allí”, sostiene. El emprendedor agrega que es la plataforma la que establece el precio del trabajo. “Y damos garantía”, añade.

    Recchia no busca quedarse con lo que tiene. “Empezaremos a hacer mantenimiento de flotas de autos, porque tenemos toda la red de talleres. Hay un negocio interesante. También nos estamos metiendo en mudanzas: el modelo es dar una cotización en tiempo real. Y además en el arreglo de celulares. Lo que te cobran es ridículo”, indica. Su modelo de desdoble permite que los clientes paguen con tarjeta de crédito hasta en 12 cuotas sin interés y que el profesional reciba siete días después el depósito por su labor.

    Aunque por el momento tenga como meta firme expandirse a otros países de América latina –Colombia, Chile y Perú–, no deja de prestar atención a los Estados Unidos: “Si me preguntan qué empresa allí hace exactamente lo mismo que nosotros, no sé. No lo descartamos. Y teniendo inversores que ven globalmente, es una carta que está abierta”. En Brasil, por tanto, tras consolidar el negocio de consumidores, busca atacar el de mantenimiento de sucursales, al igual que en México.

    Tras su mala experiencia en Vostu, Recchia no quiere repetir equivocaciones. “Ya cometimos el error de levantar mucha plata muy rápido. Ahora buscamos cómo crecer sosteniblemente e ir monetizando”, dice. Hasta el momento, IguanaFix triplica anualmente su facturación. “Y estamos creciendo 30 por ciento mes a mes. La tasa de desarrollo se viene acelerando”, detalla. Admite que le interesaría convertirse en unicornio. “Pero uno llega como consecuencia de que le interesan otras cosas”, contrarresta, y agrega: “Está buenísimo porque valida que tu idea está buena y que tu mercado funcionó. Eso te da acceso al mercado de capitales y eso, acceso a contratar mejor gente”.

    Fuente: Apertura